miércoles, diciembre 30, 2009

Abrazo a todas las mujeres del mundo!!!!


A mis compañeras bloggeras exitosas!!!
A mis compañeras de taller!!!
A mis amigas que me aguantan!!!!
A mis compañeras de trabajo que me bancan a diario!!!
A mis compañeras pintoras!!!
Y feliz 2010 especial para ellas!!!
Mujeres sensacionales que me hacen sentir orgullosa de ser mujer!!!
Exito para todas!!
Y suerte!!!
Que todo y todos los que nos jodan se vayan al carajo y quedemos con lo que nos hace plenas y felices!!!!!!!!!!!!!! A todas les deseo totalidad, plenitud!! Nos merecemos todo lo que nos de la gana tener y si alguien piensa distinto, que siga viaje!!!!
Besos!!!!

martes, diciembre 29, 2009

Laila de Maia - como la vi


Una joven alta, delgada, morocha, sonriente, estaba sentada frente a una piscina de niños, chica, plana, con agua fría. Ella, estaba en esa transición en la que no sabes si quieres ser niña o mujer, y observaba la chatura del agua, la insipidez de la poca profundidad.
Estaba muy vestida, se cubría hasta el cuello con un rompe viento gris y estaba casi tirada en un banco de hormigón frío, aburrida, fastidiada.
Miró el muro a su izquierda y la curiosidad de saber que había más allá de él, la hizo estirar su cuello para mirar.

Del otro lado vio una piscina enorme, profunda, de adultos, climatizada, con gente interesante nadando y bañándose en esas aguas.

Se levantó y caminó bordeando el muro unos metros siempre mirando hacia allí.

El vapor que subía como nube blanca delataba el calor del agua brillante y celeste que parecía invitarla.

Hacía frío y ella deseó con su piel y su estómago, profundamente, sumergirse en esas aguas.
Se acercó un poco, tímidamente al borde, temerosa, dudando, temiendo a la profundidad.
Finalmente no resistió y corrió a quitarse la ropa gris.

Al volver ya deseosa de zambullirse, el camino hacia la piscina se había transformado en una obra destruida, con montículos de tierra, pilas de ladrillos y vigas por las que tuvo que pasar haciendo equilibrio. Se sostuvo, se inclinó, se apoyó casi en el piso, pero no perdía de vista la piscina tibia, deseo desesperado de su piel congelada.

Fresca y feliz, plena, llegó al borde finalmente y caminó por él como si fuera la pasarela de su triunfo.

Entusiasmada y segura se subió al trampolín, y saltó un clavado hacia el agua profunda y cálida.

Sintió el calor envolviéndola lentamente como si el tiempo se hubiera paralizado, primero sus manos, sus brazos, su cabeza hasta envolver totalmente su cuerpo y entibiarlo.

Se hundió hasta el fondo, giró su cuerpo y regresó lentamente a la superficie. Al salir sacudió su pelo largo y miró alrededor, serena, feliz.

Miró hacia una esquina de la piscina y allí estaba una mujer negra, grande y robusta, sentada, observando sus movimientos, solo observando y la joven se sintió en paz…

(continúa Maia, pero fue censurado por mi autocrítica)

Para Marcianos y verpertinos y todos...

A todos, algo que me quedó en el tintero luego de la fiesta de fin de año. Algo que no quería procesar pero se fue procesando solo.

Me hubiera gustado que mi timidez disimulada con tontería no me impidiera relacionarme más con todos ustedes.

Tenía muchas expectativas pues reconozco que muchas de nosotras tenemos puntos que unen nuestras almas. Me veo en muchas de ustedes, mujeres que viven o intentan vivir y salir adelante como yo, y continuamos sonriendo e intentando ser felices.

Y llegó el día y me quedé allí en la seguridad de mis lunáticos a quienes les tomé mucho cariño y con quienes siempre me sentí en casa. (a pesar de los consejos de Eli que venía y nos decía que no fuéramos chúcaros) Y por esa seguridad dejé quien sabe de conocerlas como quería.

La vida ojalá nos de otra oportunidad.
Besos y la próxima trataré de no ser tan tímida y conocerlas en verdad.
Cariños a todas las bloggeras de Onetto, jajajaj y las sigo leyendo.

Cansada


Amigas ...
quiero dormirme hoy y despertarme en 2011.

miércoles, diciembre 23, 2009

domingo, diciembre 20, 2009

Tu boca


Recorre mis fronteras
Tu boca…
Me pierdo en tu invasión
Exploto…
No quiero resistir
Me rindo…
Me dejo morir
En tu boca…
Estallan mis sentidos,
Respiro,
No puedo resistir...
Y me vuelvo a rendir,
No lo domino.
Tu boca…

jueves, diciembre 17, 2009

Locura


Muero,
Respiro.
Pienso.
Despierto
Vuelo
Caigo
Me entrego.
Me resisto.
No entiendo.
Grito
En silencio.
Quiero correr.
Paro.
Me sostengo.
Quiero irme.
Me quedo.
Lo prefiero.
Lo deseo.

Amazona

Suave, y sólida.
Ella camina.
Sonríe, como si la vida
fuera sencilla.
Dura, es un soldado
defendiendo su fortaleza.
Pero es imposible
ignorar su pureza.
Salvaje y sensual,
su cuerpo con mil vueltas
me invita a soñar,
perderme en ella...
Pero distante
Esquiva
Intocable
Me despierta
Y reconozco
Que nunca lograré sumergirme
en su piel.
Que no podré alcanzar su belleza.


Sol


Sinuosa y brillante, me eclipsa...
La gente se detiene...
Y solo ella es movimiento.

Sonríe, sin sonreírme.
Sus labios, pasión...
me encandilan...
No puedo, no salgo, me quedo...

La miro.
Y olvido.
Todo lo que me rodea desaparece.
Y solo es ella... brillante.
Sinuosa...

Alucino...
El mundo se paraliza.
Y solo ella es movimiento.
Y me acerco... me quedo.
Tomo con mi mano
su cuerpo,
y me pierdo.
Y sinuosa, sonríe...

Acerco mi alma a su boca.
Y el mundo no existe.
Y despierto.
Y ella...
sonríe.

Narciso

Ojos que persigo.
Ojos que me pierden.
Piel que deseo tocar.
Mujer.
Mujer que me hace soñar.
Y ella, indiferente, solo
percibe su propio reflejo.

El que le devuelvo en mis ojos.
Vanidosa, solamente se enamora,
de su propia capacidad de conquistar.
Y estoy seguro,
de que nunca me podrá amar.

martes, diciembre 15, 2009

Inspiración


Hay gente que me inspira…
Alguna gente me inspira…
Pasa a mi lado y me siento rodeada de musas,
que me agobian obligándome a escribir,
lo que podría guardar en el baúl de los secretos de mi alma.

Pero hay gente que me genera eso…
que quiero publicar y no puedo callar…
Porque hay gente que me llena el espíritu.
Me hace reír, mucho.
Me hace llorar de empatía o emoción.
Hacen que se me estremezca cada rincón de la piel de ternura.
O me hacen amar profundamente.

Hay gente que me inspira…
Y no quiero que no trascienda
Porque son trascendentes, imprescindibles.
Me hacen volar del disfrute.
Derretirme en el calor de la sensualidad que me invade al verlos,
o simplemente me hacen callar para impregnarme de su sabiduría.

Ah! Si! Hay gente que me inspira…
Diferentes gentes que de diferentes modos me inspiran.
Porque son divertidos, lindos o irresistiblemente sensuales o dulces.
Esa gente que me inspira no la resisto, mujeres u hombres de mi vida.
Mujeres y hombres que quiero en mi vida.
Los quiero cerca, rodeándome, tocándome, hablándome.
Porque me hacen divertido el día a día,
y me hacen sentir viva.

Si!
Algunos de ustedes... me inspiran…


sábado, diciembre 12, 2009

Solo un sentimiento.Nada de textos.


De la vida solo quiero resaltar la pureza,

solo quiero recordar la dulzura.

Quiero amar hasta mis últimos días

y sonreír cada mañana, cada tarde, cada noche,

a su lado.

Quiero ser suya, solo quiero ser suya...

Y no recuerdo los sinsabores del pasado

porque él es mi isla, mi paz, mi amor.

Estoy en mi hogar, nuestro hogar. Él duerme y yo estoy aquí,

pensando en cuánto lo amo, en que cada segundo que respiro solo siento felicidad.

Solamente puedo ser feliz y no necesito nada más, porque estoy a su lado.

Porque él me ama, porque yo lo amo.

Mi esposo, mi hombre, mi amigo.

Espero morir a su lado, solo quiero vivir y morir a su lado.

Solo quiero que de la vida, recuerde la pureza,

solo quiero que esté rodeado de dulzura.

Solo doy mi vida para que sea feliz.

miércoles, diciembre 09, 2009

Estrella


Tímida y libre, ella brillaba,
su piel era dorada,
aunque cerraras los ojos para mirarla.

Sus ojos sonreían siempre,
como si la vida fuera un parque de diversión,
como si el momento fuera un chiste.

Me miró unos instantes… como a todos.
Siempre a los ojos, con los ojos entrecerrados por la risa permanente,
evidenciando los surcos de los años,
que en nada habían amainado el hambre de vivir.

Y al mirarme, como a todos,
me vi en sus ojos, sintiéndome único, como todos,
pues ella nos trataba como si fuéramos irrepetibles,
hombres y mujeres trascendentes. Y quise ser
único, no como todos.

Pues cada historia tomaba un valor especial,
la de cada uno, en sus oídos interesados, curiosos.
Y ella iba y venía entre nosotros,
hombres sintiéndonos que en algún lugar, en alguna vida,
pudimos ser merecedores de su dulzura, de su amor,
casi disponible, casi nuestro, pero inalcanzable.
Como ella.