sábado, enero 30, 2010

Después


Cuando ya no quedan palabras.
y me aturde tanto silencio,
la nada se apodera de mi alma,
y siento que ya no quiero este momento.

Cuando ya pasó la tormenta
y agostada quedó la tierra,
la agonía golpea mis sentidos,
y temo que ya no haya remedio.

Y callada y cansada me quedo,
mirando el cielo, buscando universos.
Intentando encontrar nuevos hogares
Para mi corazón indefenso.

lunes, enero 25, 2010

Vacilaciones


Así, de este modo.
Complaciente a la voluntad de la marea.
Entregada a las corrientes tibias o frías de la vida que modelan su ánimo a su antojo.
Indefensa ante la más simple brisa.
Que la eleva, la empuja, la tira y forma su espíritu a cada instante de un modo distinto.
Sin estructuras posibles de mantener, en ese permanente vaivén de su existencia.
Por la posibilidad de ser... realidad o polvo... todo o nada.
Así amor… así me tienes.
Como la arena ante el viento y el mar.

domingo, enero 24, 2010

Deliciosa agonía


Hazme sentir, Amor
esa eternidad...
en la que espero por ti.

Hazme enloquecer,
ese instante infinito
en el que no llegas a mí.

Haz que crezca el deseo.
Haz que ruegue, que implore.
Sin dejarme seguir.

Detén el tiempo.
Oblígame a exigir.
Niégate un poco más...
hasta que explote por ti.



sábado, enero 23, 2010

Espejismos invasores


Aquí, desde mi platea, en el medio de mi nada veo silencio y paz.
Naturaleza. Mariposas livianas entregadas al deseo del viento
en su vuelo errático.
Veo amor, familia. Permanencia.
Y espejismos del sol…que confunden al corazón.

jueves, enero 21, 2010

QUERIDO JESÚS

FELIZ CUMPLE ATRASADO ENTONCES.
Espero hayas pasado un lindo cumple estimado.
Gracias por estar siempre por ahí, y como siempre seguirá siendo un gran placer leerte.
Y no te asustes!!!! No te conozco ni mandé un detective, jajajaja.
Cariños

Buenos caminos


Pienso luego existo?
No lo creo.
Qué temo, que dejo de vivir.
Qué pienso, qué dejo de sentir.
De qué se trata esto que es la vida
¿Acaso es eterna renovación?
¿O eterna estabilidad?
¿Qué se hace cuando no hay malas opciones?
¿Cuando todas son felicidad?





miércoles, enero 20, 2010

Hamsters

Veo hamsters de laboratorios por todos lados, corriendo, corriendo.
En el mismo lugar, en la misma rueda.
En la rueda de un trabajo aburrido.
De la falta de realización.
De una vida monótona.
De un amor exánime
De la ausencia de sueños.
Veo hamsters tristes y cansados que no detectan su tristeza, porque no ven más allá.
Que su propia rueda, su cárcel.
Quisiera abrir las puertas de sus jaulas.
Dejarlos libres, que pudieran conocer la plenitud.
Y que alcanzaran el éxtasis permanente de vivir en el presente.
Porque no existe nada más.

lunes, enero 18, 2010

Tus brazos


Me quedaría allí
En ese instante
Bajo tu abrazo hombre
Entrelazada en ti

Me quedaría allí
Esos segundos tiernos
En que se desvanece el mundo
Y solo “soy”, porque allí estoy
Contigo.

Chiquita, acurrucada.
En vos.
Mi hombre.
Para que me cuides.
Con ese poder masculino.
Que me hace sentir tu mujer.

Relax total

Tengo el cuerpo tan!! relajado,
Que las preocupaciones han volado.
La vida me está tratando tan bien
Que los instantes de susto se han reducido a eso, nada más que instantes.
Pero esos instantes se disipan cuando al atardecer dedico a mi cuerpo de mujer sus merecidos cariños.
Y permito que cada músculo de mi cuerpo
Llegue al éxtasis sereno, al cansancio físico pleno.
Y cada rincón de mi cuerpo
es invadido por una modorra
deliciosa, a la que me he vuelto adicta.
Recomiendo cuidarse queridas amigas.
Besos



Confesiones a mujeres. (No es para hombres)


Siempre fui una mujer muy celosa, siempre estuve en pareja, nunca estuve sola.

No sé lo que es estar sola, eso es una carencia.

Por la inseguridad siempre cuidé como loba mis parejas, y algunas mujeres se me representaban como amenazas, evaluaba el nivel de riesgo cuando se cruzaban por mi vida.

Hoy miro hacia atrás, al costado, y adelante y las veo a ustedes por todos lados, mujeres de mi vida y las quiero mas a ustedes que a cualquier hombre que pudiera desear. (Y eso que los hombres me gustan mucho!!!!)

Y sinceramente hoy, ya no quiero pelear por hombres, pues ya no las siento rivales, sino amigas, pares, a quienes respeto, y a quienes deseo una existencia plena, sin competencias. Pues en el fondo no somos propietarios de nada en esta tierra.

Quisiera que este sentimiento se perpetuara.

Esto se lo debo a muchas de ustedes, de corazón, que me enseñan a quererme en el compartir, en el conocernos, y respetarnos.

Amigas, un gran abrazo y muchas gracias.


Metamorfosis



El fuego de la hoguera.
Derivó en miradas dulces.
La pasión en protección.
El calor, en ilusión…
El respeto superó el deseo.
La admiración le ganó al volcán.
Y aquí estoy, envuelta en tu ternura,
que derribó mis muros
y me dejó indefensa
Aquí estoy corazón.
Entregada a ti
Como tu amiga
Solamente deseando que seas feliz
Aunque no sea conmigo

Homenaje


Cálida, abrigo de nuestra alma.

Ungüento para nuestras resistentes cicatrices.

Ejemplo de mujer.

Austera y serena.

Dejaste de ser para darte.

Dejaste de tener para ceder.

Sin pedir amor amaste.

Y nosotros, tus pollos heridos, nos abrigamos

bajo tus alas de afecto y fortaleza hasta el

último instante, aprendiendo de tu valor.

Pero hoy la ausencia, a pesar del tiempo remueve

las espinas abriendo las heridas, y la nostalgia hace

doler, hace doler mucho.

Te extraño. Te amaré eternamente.


jueves, enero 14, 2010

Mi luz roja.


Hacía calor, era mediodía y el sol quemaba un montón. Una señora paró su auto rojo en mi semáforo y me acerqué a pedirle.
***
—Amiga, no me da unas monedas—me dijo el chiquillo sucio del semáforo, con ropa vieja, championes rotos y esa mirada pequeña y a la vez dura; su voz en una especie de solicitud orgullosa y firme, aunque tímida.
***
—No, mi amor, no tengo—contestó aquella señora, y me miró fijo, directo a mis ojos de una forma rara, no estaba acostumbrado, me sentí bien, me gustó.
***
El chiquito me preguntó de qué cuadro era, le dije que de Peñarol y sonrió. Sus ojos negros, entre ingenuos y rudos me hechizaron de ternura, no quería dejar de hablar con él, pero el semáforo se puso verde, y me fui.
Su mirada aparentemente violenta, pero que escondía toda la inocencia de la niñez se instaló en mi alma y durante los siguientes minutos no pude hacer más que pensar en él, imaginarme allí en aquel semáforo dándole de algún modo alguna seguridad, alguna esperanza.
En mi estúpida y frívola mente pensé en formas de sacarle otra sonrisa y decidí volver allí.
***
La señora del auto rojo volvió a pasar por mi semáforo con una bolsa con una hamburguesa, papas y coca cola, para mí.
***
Llamé al niño que corrió hasta el auto, saqué sonriente una bolsa de Mc. Donalds y se la dí para satisfacer mi propia expectativa imbécil, de que se pusiera contento, de que sonrieran sus dulces ojos tristes.

Pero el brillo que esperaba no apareció, el niño no sonrió.

Tan rápidamente como había venido salió corriendo serio hacia un árbol; con su bolsa de papel.

Quise llorar, me paralicé de tristeza, quise poder hacer más, quise ser simplemente él, cuando lo vi renunciar completamente a su regalo, repartirlo entre cuatro niñitos aun más pequeños que él, y sentarse, a mirarlos comer.

Me sentí nada, me sentí frívola, estúpida.

Sentí la intrascendencia e inutilidad de mi vida en ese instante. Me fui.

----

Hoy, mirándome al espejo, dos meses más tarde, no sé por qué razón, recordé la mirada de aquel chiquillo de no más de ocho años con esa enorme capacidad de renunciar.
Y vuelvo a sentir lo inútil de mi existencia, lo vano de mi vivir.

lunes, enero 11, 2010

Quisiera


Hoy quisiera…
Quisiera de forma desesperada
darle vacaciones a mi mente.
Apagar mi disco duro.
Disminuir la actividad
de mis neuronas insistentes.

Hoy quisiera…
Quisiera de forma descontrolada
cerrar mis ojos,
drogarme,
emborracharme.

Hoy quisiera
que todo desapareciera.
Tener amnesia.
Olvidar quien soy.
Olvidar quien sos.

Quisiera...
Ignorar mis años.
Desestimar los daños.
Que tu piel recorriera la mía
y tus labios derribaran mis barreras

Hoy quisiera, Corazón,
que mi cuerpo no se resistiera
a la falta de razón.
Hoy quisiera no pensar,
y dejarme dominar por tu pasión.




Aprender a escribir - Consejo please!

Estimados, realmente me asalta una gran necesidad de aprender a escribir.
Este blog que en un inicio se creo con la intención de publicar textos fue poco a poco convirtiéndose en una especie de diario de sensaciones, desvirtuando su objetivo inicial, con textos nada ricos en lo literario, y no es la idea.

Quisiera aprender poesía quien sabe, no creo tener la capacidad de escribir textos mas largos ni libros, por mi noción absoluta de lo efímero de la vida la poesía creo que se me aplica más.

Tendré que buscar un lugar, porque realmente me interesa.
Las bloggeras de Onetto tendrán idea de donde se podrá aprender?


Besos

sábado, enero 09, 2010

Hogar


El amor que me tienes.
Tu mirada temerosa y amiga.
Tu deseo, tu calor.
Son mi tierra firme
Mi olor a hogar.

El amor que me entregas.
Tus manos invasoras.
Tu boca aventurera.
Hacen que alcance contigo mis catarsis.
Mis locuras


Todo el resto es tormentoso
comparado a ese amor que me muestras.
Y logro entregarme sin miedo.
Sin dejar de sentirte
Sin dejar de sentir paz

El amor que me tienes.
Esa amistad sin fronteras.
Tu lealtad infinita.
Me hacen quedarme siempre
Elegirte, no marcharme.


Ese amor que recibo,
es mi tutor, mi apoyo.
Y contigo me habilito a ser niña caprichosa,
y madura mujer.

Ese amor que me entregas,
de forma tan generosa,
permite que en la libertad sea
todo lo que quiero ser,
sin miedo a perder.
Porque siempre gano
Contigo...
Y soy feliz

Without tears


Ana, es mujer sin lágrimas
Aunque el alma explote
Y la frustración de la derrota
le hinche el corazón de rabia.
Aunque la renuncia le carcoma las arterias.
Aunque el deseo le grite
y a duras penas lo escuche por no quererlo escuchar.
Es una mujer sin lágrimas
Pues la vida es lo que tiene que ser
Solo existe el todo o nada
Y todo tiene un sentido
Entre tanto sinsentido imposible de entender.
Y que no quiere entender.
Pero Ana no es mujer de llantos
Porque se le secaron hace un tiempo las
lágrimas
Y solo le interesa ser feliz

Batallas inútiles - no se puede luchar contra la muerte y la nada.


Caí en una hoguera.
Supongo de esas para quemar brujas.
Y el fuego empezó a incendiar mi cuerpo y mi alma.
Mi mente dominante luego de fuertes batallas, sofocó las llamas reprimiendo toda chispa.
Pero el fuego del interior de la hoguera terminó lastimando mi cuerpo,
dejando mi piel dolorida, mi cuello tenso, mi pecho latiendo a duras penas,
y mi estómago acusando las heridas de la ansiedad que logré dominar.
Pero una gran melancolía que no entiendo,
se instaló como castigo a mi mente autoritaria,
estrujándola y paralizando mis pulmones.
Y aunque hoy brilla la inutilidad de todo,
y no sepa para qué tanta ebullición,
y no logre descifrar los enigmas vitales de mi existencia,
manejo con dignidad, estos dolores residuales físicos,
que supongo que como todo, el tiempo sanará.
Soy mujer herida de guerra,
pero sobrevivo…
como siempre.

viernes, enero 01, 2010